miércoles, 26 de octubre de 2011

El tiempo pasa...Por arriba nuestro


Las horas pasan, los días también al igual que los meses y sobre todo los años y uno se pone más viejo, la rodilla ya no responde como antes y…y… bueno ya me olvide lo que seguía.
“Uno se empieza a dar cuenta de que esta viejo cuando vez como técnico a alguien que viste como jugador” le comenté hace un tiempo a un amigo. Y para los enfermos de la número cinco ese es un dato a tener en cuenta, cuando vez que la mayoría del Boca de Bianchi se retiro del fútbol es que ya has vivido demasiado.
Todos nos reímos de las charlas de nuestros abuelos o padres sobre que “el fútbol de antes era mejor” y recordando viejas glorias. Pero cuando te encuentras en un bar con un amigo recordando como jugaba Hagi, Rivaldo y la inauguración de los robots gigantes de Francia 98 te das cuenta que estas haciendo lo mismo que tus antecesores. Lo peor es cuando a un chiquillo le hablas de Ronaldo y tienes que aclararle que antes del hombre de la caspa existió un gordito brasileño que la rompía.
Uno crece, madura y comienza a entender el disco Sandinista! de The Clash. El contenido de los temas comienza a ser más importante para que te gusta que la si simplemente toca rápido y sirve para el pogo, sobretodo por el hecho que ya no estas en condiciones de soportar un pogo por mucho tiempo.
“Esto en mi época no pasaba” es una frase típica que uno ha escuchado de sus ancestro y que ahora, UNO LA UTILIZA.
El otro día iba caminando con mi hermana y pasaron un grupo de niñas de 12 años cantando “ella quiere látigo”. Yo a los 12 estaba tratando de aprenderme el opening de Pokemon.
Las cámaras de fotos y las redes sociales fueron un gran cambio. Hoy los niños a partir de los 11 ya piensan en subir fotos al Facebook haciendo posees sexys y ya al menos han tenido 3 relaciones amorosas frustradas. Mi única preocupación a esa edad era llenar el álbum de figuritas de Dragon Ball Z.
No estoy de acuerdo en que todo tiempo pasado fue mejor, ya que no hay ni mejores ni peores, sino distintos y cada uno va a recordar de mejor forma lo que vivió. Pero lo que sí es que en mi época éramos muchos más inocentes (para no decir estupidos, o al menos yo lo era… bueno lo sigo siendo) .
Otro detalle que marca el paso del tiempo es que ya estas en edad de ir preso por salir con una menor. Uno se entera que la chica con la que estas hablando es menor de edad recién cuando estas en un calabozo siendo golpeado por la policía. Amigos, que las apariencias no los engañen, la señorita que tienes al lado tiene 15 años y lo que haces es un delito, y todos sabemos que en la cárcel no te van a recibir bien.
El tiempo pasa para todos (parece un plan del gobierno) pero cuando te encuentras escuchando música de los años  90’, recodando equipos de básquet de los 80’ y viendo películas de los 20’ es que ya te convertiste en un adorable viejo.

12 comentarios:

  1. eeey qué onda con las películas de los 20'? ¬¬ No voy a decir nada con respecto a la vejez porque ya te dije mucho. Al fin soy la primera (A)

    un beso querido, que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. ¿Que nos paso? ¿Que somos una generacion de jovenes envejecidos o viejos jovenes? ¿Por que hay tanta melancolia ultimamente?

    ResponderEliminar
  3. jajaja muy bueno :) y totalmente cierto

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto... Y yo con 21 años digo "en mi época"... ¿En qué época? Se supone que somos de la misma generación... Pero no, no lo somos. Como decís vos, yo a los 11 años todavía jugaba con muñecas. O nosotros éramos unos pelotudos, o los pre-púberes de ahora están demasiado "avivados".

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Me agradó la entrada.

    Considero que no hay tal cosa como "el tiempo psicológico" o "mental". Pienso que a nivel de la mente no hay nada que envejezca. El tiempo y las modificaciones son un asunto material. Hasta donde puedo advertir, en la mente no hay materia por más que se sirviera de esta para existir.

    La operación del pensamiento que uno tenía a los 10 años no difiere mucho con la operación del pensamiento a los 40. Sea lo que fuere que digan éstos, al fin y al cabo, siguen siendo pensamiento, con un patrón establecido y un contenido que apunta a algo. Esos pensamientos, están fuera del tiempo cronológico, en el sentido que un pensamiento no se añeja, no se arruga. Pensar en un amor juvenil y pensar en un amor más maduro, para mí, es exactamente lo mismo. Y aunque aparentemente el amor más maduro los tengan quienes tiene más edad cronológica, sigue estando en el mismo nivel cualitativo del pensar del niño que considera que amor es lo que siente por su patineta. Pensar que Papá Noel existe desde niño, y pensar en la adultez que no existe, es lo mismo. Sigue siendo pensar, y sigue siendo la vida de uno con sus conflictos y desencantos.

    Uno piensa que se vuelve viejo sólo por la ínfima información que se obtiene viéndose en el espejo (metafóricamente hablando), día tras día, pero eso no es más que sólo una costumbre de considerarlo así.

    El asunto es si uno tiene la suficiente valentía como para descubrir por sí mismo una perspectiva alternativa (del tiempo, de la vejez, de la vida, de lo que sea) librándose de lo ya preestablecido que se acostumbró a aceptar.

    ¡Un saludo, buen jueves! =D

    ResponderEliminar
  6. Y si.. añoramos tiempos pasados con un tinte melancólico preguntándonos qué sería de nosotros si el presente fuese como aquellos momentos.
    Sin entender, que es propio de lo humano desear lo que le falta, lo que no posee y cree que alguna vez tuvo.
    Y es así como en un futuro va a haber alguien, añorando nuestro presente...como si fuera el más valioso de sus recuerdos..su mas preciado tesoro.

    un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Con mi juventud latente y todo, sigo eligiendo las canciones de los '90, las películas de los '20, y ni hablar del santísimo Pokemon.


    Eso nomás.

    ResponderEliminar
  8. Tengo 12 años, pero veo al resto de las chicas de mi edad y me siento como una vieja!
    Ah, y sigo viendo Pokemón.

    ResponderEliminar
  9. Me imagino comentando con un amigo algo como "Ahh... lo que atajaban los colombianos Córdoba y Mondragón, etc..." luego de lo cual, tenés la mirada discriminadora de 20 pendejos al lado tuyo, que:
    1- No entienden lo que dijiste;
    2- No les importa; y
    3- Quieren que te importe que a ellos no les importe así hacen denotar su fastidio.

    ResponderEliminar
  10. "Yo a los 12 estaba tratando de aprenderme el opening de Pokemon".

    "Mi única preocupación a esa edad era llenar el álbum de figuritas de Dragon Ball Z".


    Me hiciste reir mucho.
    No sé si tiempo pasado fue mejor.. pero este, la verdad, se está yendo a la mierda. Los pibes están cada vez más descontrolados.. (y si.. a esta altura, yo también soy una abuela :P).


    Besoo (K)

    ResponderEliminar