sábado, 9 de junio de 2012

Hay que pasar el invierno


Fiebre, congestión nasal, tos. Pareciera que estoy en medio de la estepa rusa pero no, estoy en Argentina y me pregunto ¿Cuándo mierda termina el invierno?
Luego de hacerme esa pregunta veo el calendario y me doy cuenta que recién estamos el otoño y que el invierno aún no empezó. Eso significa que todavía faltan más de tres meses y todavía no llego lo peor (Que será lo peor ¿Nieve? ¿Granizo? ¿Una visita al Monumental?)
Cada vez que llega esta época pienso en los afortunados animales. Poder imitar al os pájaros y emigrar al caribe en busca de calor, playas, sol. Pero claro ellos vuelan gratis cuando quieren y a donde quieren y no tienen que pagar pasajes de avión, tramitar pasaporte ni justificar cuanto tiempo vas a estar en ese país ni por que tiene barba y eres musulmán (Así es muy sencillo queridos avechuchos). Dentro del reino animal también tenemos animales como los osos, las tortugas (no ninjas) u otros que no recuerdo (Hace mucho que no voy a un zoológico a leer carteles) que invernan dentro de calidad cuevas hasta que llegan los primeros rayos de sol de la primavera. Suertudos ellos que pueden estar seis meses sin ocupaciones, durmiendo sin que nadie venga a despertarte a las 7 de la mañana. ¿De verdad los humanos somos más evolucionados?
Ya que hablamos de evolución y cuevas los hombres y las mujeres naturalmente tienen visiones distintas sobre el frío. Las mujeres lo prefieren por que “es romántico estar metidos en la cama abrazados y bien tapaditos viendo una peli” mientras que los hombres gustan más del calorcito por que “las chicas van por las calles más ligeras de ropa, con shorts y escotes. Además en verano puedo andar por casa en calzoncillos”.
Usted se estará preguntando ¿Qué mierda tiene que ver la evolución, las cuevas con estos comentarios? Pues no sea ansioso ahora viene la explicación. Estas simples opiniones que parecen frívolas y sin importancia son debido a una cuestión genética. El hombre del neandertal el macho era quien salía a cazar desprovistos de todo tipo de abrigo, lo cual era toda una desventaja para luchar con jabalíes gigantes en pleno invierno. Por su parte la hembra se quedaba en la cueva con el fuego recién, y si salía lo hacía envuelta en un tapado de jabalí gigante que le acababa de traer su macho. Por este motivo se incrusto en la cadena genética del hombre odiar los días de frío y en la de la mujer amarlo. Y si ustedes tienen una mejor teoría le invito a que me la manden a: teoriassobrejabaliesgigantes@gmail.com. (ATENCION: Lo que acaba de leer no tiene nada de verídico ni esta comprobado científicamente. Si se lo cree corre por estupidez suya).
Podría contar como a Napoleón lo derrotó el frío, pero no se me esa historia. Así que mejor me voy a abrigar por que como dijo Álvaro Alzogaray: “Hay que pasar el invierno…Al lado de una estufa” 

5 comentarios:

  1. Me divirtio tu comentario pero no lo creeria ni aunque me lo mostraras cientificamente, porque yo como "hembra" tengo tanto o mas frio que vos!!!. Igual me alienta esto desde el 21 de junio se alargan los dias y se va acercando la primavera! =) Bue... me gusta pensar lo positivo del asunto....

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu blog! Me entretuve leyendo!! Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo soy "hembra" y odio el frio, paresco el muñequito de michelin con tanta ropa!!! En fin, si es lindo estar acostado mirando una peli, lastima que hay que trabajar y no lo puedo hacer XD
    Muy buen post chico!! Gracias por pasarte(:

    ResponderEliminar
  4. Una visita al monumental, ja. Me salió el bostero. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, vi que comentaste mi blog. Sos de Argentina también, no? Cómo lo encontraste? Me gusta mucho el tuyo, es super interesante.

    ResponderEliminar