lunes, 16 de julio de 2012

Animales muertos


HOLA SOY GOKU (¡No ganso, así no arranca! – Bueno che déjenme ponerle onda- No que onda dejate de joder ir escribí, marmota- Esta bien che, pero ahora la gente va a ver las condiciones en las que trabajo-)
Mi estadía en el cielo se acabó y he vuelto a mi sótano húmedo y oscuro para volver a escribir. Mientras bajaba en el ascensor gigante (ya ser modernizaron y sacaron la escalera de Led Zeppelin) recordaba a algunas de mis mascotas que ya no están (no se preocupen no van a llorar como si fuera Marley y Yo. Sobre todo porque no me hablo con Marley desde que me estampo contra un muro para hacer un programa de televisión)
Hay quienes dicen que no hay animal más aburrido que un pescado, pues quien dice eso no tuvieron a los peces saltadores. Corría el año 1996, se disputaban los Juegos Olímpicos de Atlanta y la selección Argentina enfrentaba a Nigeria por la medalla de Oro. Todo transcurría normalmente, el juego iba a dos a dos pero cuando parecía que el partido se iba al alargue tiro libre desde la izquierda para Nigeria, Sensini que queda enganchado levantando la mano como quien llama al mozo del bar y el gol de Amunike pone el 3 a 2 final. Increíble, Argentina perdía el partido y un pez no lo soporto y al grito de ¡Nooo la puta que te pario Passarella! Saltó de la pecera y se estampó contra el piso ante un joven yo que lo miraba perplejo sin entender. La leyenda cuenta que ese pez reencarnaría más tarde en otro pescado que atormentara a Passarella llamado Rogelio Funes Mori.
Pero este no fue el único pez con tendencia suicida. Unos años después, mientras se limpiaba tranquilamente la pecera uno de los peces, seguramente harto de las presiones de la sociedad acuática y sin encontrar soluciones en la fe luego de rezarle mucho a Aquaman decidió quitarse la vida saltando desde un tercer piso. Años más tarde Alejandra Pradon le rindió homenaje pero le salió mal y sobrevivió.
Cambiando de animal y de elemento, pasamos de agua a aire, llegamos los pájaros. Imagínense la escena en la cabeza: Se compra una pareja de pajaritos, una hembra amarilla y un macho azul y se los coloca a los dos en una jaula (¿o es una CARCEL? –Comentario agregado por la ONG amigos del Colibrí-), se les coloca comida y que vivan su vida familiar y amorosa en paz. PERO NO SUCEDIÓ JUAJUAJUAUJA. La realidad es que luego de unos pocos días en una hermosa mañana de verano (la verdad no se qué estación era ni si era una hermosa mañana pero quedaba lindo) voy a darle de su mijo y me encuentro con que la hembra no está, solo se encuentra el macho y la reja está perfectamente cerrada. Luego de confirmar que nadie lo había sacado llegamos a la conclusión de que ella se canso de su pusilánime marido y decidió dejarlo para irse con un fuerte y poderoso palomo. Este fue el primer caso en la historia de divorcio de aves. Si pregunta que fue de la vida de él,  pues bueno le paso lo que a la mayoría de los hombres abandonados… Murió a los pocos días.
Por último llegamos a Tierra (y así se forman LOS CENTURIONES) con la tortuga que compró mi padre hace mucho tiempo y allá lejos. Era encantadora, verde, con su caparazón duro y su cara… bueno nunca vi su cara. Lo cierto es que desde el día que llego la tortuga nunca salió de su caparazón, la respuesta del vendedor fue “esta invernando” y con eso todos felices y esperando que llegue la primavera para poder correr todos juntos por los prados… ESO NUNCA PASO. Pasaron los días, las semanas, los meses y hasta la primavera y la tortuga nunca asomo ni una pata ni para medir la temperatura. ¿Qué paso? Todo el tiempo estuvo muerta y yo esperando que salga como si fuera el Cucú y no aproveche su caparazón para hacer un lapicero.
Bueno creo que ya fue mucho de animales muertos. Los dejo y nos vemos la semana que viene con más Nivel X (La puta madre ahora nos va a hacer juicio Bobby Goma).

5 comentarios:

  1. Primero que nada... que bueno que volviste Fede!!! Ya se te extrañaba.
    Segundo que nada... Me cague de risa a pesar de que las historias son tristes y más la de la tortuga O: pero muy buen texto. Por ahi un perro es mejor, nose yo quiero un pato.
    Chau, buena semana (:

    ResponderEliminar
  2. Holaaa! Pasó mucho desde la última vez, interesante tu entrada y un poco... bue es tu estilo. Salvo tortuga, he tenido peces (no saltadores como los tuyos), pajaritos, gatos y perros (bueno todavía tengo 1 perra y 3 gatos, el resto está como los tuyos!). Espero sigas bien en tu sótano y bajo presión y sepamos de vos la próxima semana. Bsts =)

    ResponderEliminar
  3. hola, yo soy la de chuzenet.blogspot.com, te agradezco el comentario. Nos leemos tu blog también esta buenísimo

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajaja buenísima la entrada!!!
    Nos leemos.. Besos!

    ResponderEliminar