viernes, 13 de diciembre de 2013

Una tarde en el consultorio

Ese día llegue al consultorio como de costumbre, osea temprano porque la ansiedad me hace estar listo para salir inclusive 5 horas antes. Puedo llegar a estar listo para salir mucho antes de que me ofrezcan salir. En realidad siempre estoy igual pero lo considero como “listo”, solo que con más ansiedad.
Por lo general los consultorios médicos son lugares bastantes bizarros donde todos aquel que esta ahí es por algún problema, o porque tiene que acompañar a alguien que tiene un problema, lo cual es un problema para muchas personas que se están perdiendo de hacer cosas gratificantes como comer un helado, remontar un barrilete o ganar el mundial de payana, por acompañar a una hipocondriaca que vio en la tele que hay ola de calor y le dio un golpe. ¿pero porque estoy hablando de esto? deberían haberme cortado cuando empecé a delirar con eso del “ese día llegue”. De lo que quería hablar era de la sala de espera del consultorio, pero no de un hospital, sino de terapia. Es un departamento ubicado en Morón centro de esos inteligentes en donde una voz femenina te dice en que piso estas, se encienden las luces cuando notan tu presencia y hacen tablas con Gasparov y Samid. Antiguamente en la sala de espera había revistas viejas y un grabador con Glenn Medeiros cantando que te ambientaba en un clima de paz, reflexión y un caballo galopando por la playa. Pero la modernidad cambio todo y ahora te pasan películas. Así que una mañana puedo llegar y encontrarme con James Bond matando narcos en África (lo cual no es muy relajante que digamos) pero otra vez me estoy yendo por las ramas. Esta tarde la película que estaban pasando era “Mejor, imposible” con Jack Nicholson haciendo de paciente psiquiátrico con TOC (no, no hablo de que Jack Nicholson iba a terapia a golpear palos de madera para realizar una canción. Hablo del Trastorno obsesivo compulsivo). ¿Por qué justo esa película? ¿acaso me están queriendo decir algo? Creí que era un mensaje hacía mi… Pero la respuesta me llegó tan rápido como un bebe pateo mi silla. Había varias personas más antes que yo, así que no era para mí pero si bastante paradójico que la pasaran. Imagínense ustedes que en ese momento, viendo a Jack Nicholson caminando sin pisar los bordes de las baldosas estaba yo que esperaba por entrar a sesión con mi psicólogo y luego con mi psiquiatra para que me recete las pastillas (si me daban una hora más me reunía con un psicopedagogo, un psicótico, Tusam, Psy y me ponía a bailar Psycho Killer), una madre de unos veintipico de años con un bebe que no jugar con una botella de agua vacía - y cuando digo “jugar” me refiero a golpear todo lo que había a su alrededor con esa botella-, un señor de traje que caminaba dos pasos, movía una revista, volvía sobre sus dos pasos, acomodaba la silla, y volvía a repetir esto una y otra vez (creo que hasta el día de hoy lo sigue haciendo). Creo que había una persona más pero no tengo idea de quien era y que estaba haciendo ya que hubo un momento me concentre demasiado en la película como única forma de evitar hacer un drop de zurda con la niña de la botella.
No recuerdo que dije en terapia ni que le dije a la psiquiatra. Solo recuerdo que cuando entre ya estaba ansioso por volver a salir ya que quería ver el final de la película. La próxima vez llevaré pochoclos, pero primero, debo lograr que me gusten los pochoclos. Así que, como de costumbre, no haré absolutamente nada.

10 comentarios:

  1. ¿No te gustan los pochoclos?


    La brecha entre vos y yo se está expandiendo cada vez más(?)


    PD: ¿No te pusiste a pensar que quizás eligen la temática de la película según el tipo de paciente que van a tener ese día? O sea, juntan a todos los que tienen algún tipo de Toc los jueves y ponen esa película, juntan a los que tienen trastorno de personalidad y le ponen alguna de esas de suspenso que termina siendo que el malo era el bueno a la vez (iba a decir nombres pero no da cagarle la película a cualquiera que lea esto), juntan a los que se creen Stallone los viernes y hacen maratón de Rambo, y así ad infinitum.
    Pensalo, yo lo haría.

    ResponderEliminar
  2. noo pobrecita la niña pequeña no tiene la culpa de ser traviesa, no le des un zurdazo XD
    esa película fue a propósito no se con que objetivo.
    En caso de tener un consultorio solamente pasaría los juegos del hambre, pero pensándolo bien mejor no, no vaya a ser que venga un paciente creyéndose katniss y empiece a cazar a todos con arcos y flechas :o
    Mejor me quedo trabajando en las empresas, aunque no voy a conocer pacientes tan simpáticos como vos, que dificil decidir...

    ResponderEliminar
  3. jaja el otro día estaba en un consultorio odontológico y mientras esperaba me pusieron los simpsons SIN AUDIO
    SIN AUDIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    los odié a todos.

    ResponderEliminar
  4. Esa película la veo una y otra vez...es tan...y tiene un...y me hace sentir...
    Yo me aburro tanto cuando voy al psicólogo
    Y cuando entro al consultorio...me quedo mirando la cara del médico...hasta que por fin hablo
    Esto me dio una idea...voy a escribir acerca de lo que yo siento cuando voy a terapia
    Un beso...un abrazo...aprendí algo ahora...

    ResponderEliminar
  5. Es mejor mirar el techo y dejar que todo venga y se dibuje en palabras que salen

    ResponderEliminar
  6. estoy de acuerdo cn seba77, capas las películas las ponen según el paciente que tienen ese día. Esa película nunca la vi, creo que ya es hora de verla.
    Pobrecita la nena, vos también habrás tenido tu momento de molestando a los "mayores" xd

    ResponderEliminar
  7. Por lo menos te entretenes con eso mientras tanto! jajaja A mi tampoco me gustan los pochoclos D:

    ResponderEliminar
  8. Leí la entrada desde el celular y ahora no recuerdo que iba a comentarte, pero tengo tu blog de fondo porque la música que elegiste va acorde a mi hoy, así que gracias por eso (?)

    ResponderEliminar
  9. Hola que tal. Aca te deje una mención en mi blog http://yangus00.blogspot.com
    Te mando un abrazo y lo mejor para 2014

    ResponderEliminar